domingo, 6 de enero de 2013

Breve 3.



Si hubieras construido esa casa de juguetes 
que me prometiste, 
hoy al menos tendríamos un lugar 
donde buscarnos.

6 comentarios:

Mencanta dijo...

Un placer desayunar con uno de tus breves. Un hermoso regalito de reyes.

Angi La Fiera dijo...

Me alegro de acompañarte en el desayuno... Maravillas de la tecnología. Beso y que pases un día en paz y alegre.

Darío dijo...

Pienso en la hermosa casa debajo de la mesa, techos de sábanas, paredes de sillas, ventanas, goteras, toda la vida.
Un abrazo.

Angi La Fiera dijo...

Eso es, Darío, toda la vida. Un beso.

Elizabeth Pineda G dijo...

Entonces, se va transitando, pensando en las letras que hace rato no tenía la posibilidad de disfrutar, y de repente, con brevedad, con fuerza, un huracán: la casa de juguetes, la prometida, sin lugar ya de encuentro... El corazón me tiembla. Encantador!

Un abrazo fuerte!

Angi La Fiera dijo...

Me alegro de leerte, Elisabeth, ¡y del temblor! Un beso.